Destino: Escocia, Entre Espacios

Gretna Green: Bodas de escándalo

En muchas novelas inglesas del siglo XIX y las actuales novelas históricas románticas los jóvenes y locamente enamorados protagonistas huyen a Escocia para casarse.

gretna green

lord hawike
Lord Hadwicke firmó la ley matrimonial que cambió la historia Gretna Green

Pero más que simple ficción, las novelas se inspiran en circunstancias reales. Y es que tras el Marriage Act de 1754, un tratado legal promulgado por Lord Hadwicke, las parejas no podían contraer matrimonio sin consentimiento parental hasta que ambos hubiesen cumplido la mayoría de edad, a los 21 años, y solamente oficiada por un eclesiástico de la Iglesia de Inglaterra.

Por estos motivos, la legislación de Lord Hadwicke trajo consigo una estampida de parejas a la fuga hacia Escocia, donde las leyes matrimoniales eran considerablemente más laxas. El escándalo social era preferible a la deshonra así que muchas aristócratas comprometidas por cazafortunas, parejas socialmente desiguales o simplemente desesperadas, encontraron en el país cercano una especie de salvoconducto.

Esto era así porque pasada la frontera cualquiera podía casarse sí tenían más de 14 años, sin necesidad del permiso de los padres, de la lectura de las amonestaciones ni licencia especial. Se podían casar en el acto, a través de un matrimonio por declaración donde solo hacían falta dos testigos y la declaración por parte de las dos partes de la pareja de que accedían libremente al matrimonio, sin coacción alguna.

Es necesario añadir que la fuga de las parejas, también solía acarrear una feroz persecución por parte de algún pariente determinado a impedir el enlace, por lo que era de suma necesidad concluir con la ceremonia lo antes posible.

Es aquí donde Gretna Green contaba con un factor determinante para convertirse en el lugar predilecto para todas estas parejas: era la primera parada escocesa de la ruta de carruajes que unía Londres con Edimburgo. Pronto, la oleada de bodas no hizo más que aumentar y The Blacksmith Shop era el primer edificio al que llegaban las parejas. Esta herrería se convirtió rápidamente en sinónimo de escándalo entre la sociedad londinense.  Y es que el herrero Joseph Paisley se dio cuenta de los grandes beneficios que daba el negocio de las bodas, así que decidió convertirse en el primer “sacerdote del yunque” oficiando estas rápidas ceremonias. Y durante casi 200 años los herreros de Gretna Green fueron los sacerdotes más populares y solicitados, siendo así uno de los ingredientes principales para asegurar el escándalo social.

Actualmente The Balcksmith Shop en Gretna Green está abierto al público y recoge una exposición sobre la historia de la herrería y las fugas a Escocia.

Pero entre todos los objetos destaca el antiguo yunque de la herrería, testigo de miles de matrimonios desafiantes a los convencionalismos sociales de la época.

yunque

Y es que como dicen en Gretna, el viejo yunque es símbolo de “lo que los hombres unieron desafiando la ley inglesa”.

Texto por Andrea Gamo

Fotografías por Pierpaolo d’Angelo, Andrea Gamo y Natàlia Sarrión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s