Entre Rutas

Un paseo por Nou Barris; la Barcelona obrera

Vilapicina i la Torre Llobeta, Porta, El Turó de la Peira, Can Peguera, La Guineueta, Canyelles, Les Roquetes, Verdun, La Prosperitat, Trinitat Nova, Torre Baró, Ciutat Meridiana y Vallbona. Son los trece barriosque forman el distrito de Nou Barris, una zona de Barcelona que para muchos es solo una parte pobre de la ciudad. Pero, ¿realmente lo es? Te invito a recorrerla.

DSC_8028-min
Nou Barris desde la Torre Baró. Foto: Judit Gabaldón
DSC_8073
Capilla de Santa Eulàlia. Foto: Judit Gabaldón

Estar en Nou Barris es seguir paseando por un gran pueblo. Antes era el territorio que el agua tomaba para llegar a Barcelona a través de riachuelos y acueductos. De hecho, dos de los antiguos acueductos aún se pueden ver en Ciutat Meridiana, donde se han integrado como una parte más del urbanismo de la zona.El distrito era un terreno de campos y viñas que fue elegido por muchos barceloneses para construir masías con pequeños huertos.Muchas de las calles actuales de los barrios llevan los nombres de estas antiguas masías. Can Garrigó da nombre a una plaza en Vilapicina. Can Borràs es ahora una calle de La Prosperitat. Incluso las instalaciones deportivas de Can Dragó deben su nombre a una masía. Algunas masías se han conservado hasta hoy. Un ejemplo es la de Can Basté, ubicada junto a la capilla de Santa Eulàlia.

La Torre del Baró es un ejemplo de construcción señorial, pero aún hay cierto desconocimiento acerca de su pasado, porque en realidad hubo hasta tres edificios con este nombre.

DSC_8021
Torre Baró. Foto: Judit Gabaldón
  1. La primera Torre del Baró era propiedad del baró de Pinós y fue destruida por las tropas borbónicas.
  2. La segunda, se derrumbó cuando empezaron las obras de la Meridiana.
  3. La actual es la tercera Torre del Baró y fue erigida como uno de los muchos palacetes que se construyeron a los pies de Collserola. Era parte del proyecto ciudad-jardín, que acabó fracasando. Sea como sea, la actual Torre del Baró se ha convertido en el emblema de Nou Barris, tal vez porque desde su posición en lo alto parece que vigile todo el distrito.

Gracias al entorno natural de la zona, Nou Barris fue el lugar elegido donde se construyó el primer instituto mental de España, lo que le dio buena reputación sanitaria. Pero el Institut Mental de la Santa Creu cerró en 1987 y, aunque se puede visitar, actualmente es la sede del Distrito de Nou Barris y la biblioteca.

DSC_8066
Entrada al antiguo Instituto Mental, sede actual del distrito. Foto: Judit Gabaldón

Que sean los propios habitantes los que luchen para conseguir mejoras no es nada nuevo en Nou Barris. Gracias a ellos en la década de los 80 se inauguraron Via Júlia, la avenida Río de Janeiro y el Segon Cinturó de Ronda. Tres grandes vías que por fin conectaba Nou Barris entre ella y el resto de Barcelona.

DSC_8043
Via Júlia, artería social de Nou Barris. Foto: Judit Gabaldón

Otra de las grandes luchas a las que se tuvo que enfrentar este distrito fue en la protección de sus espacios verdes. Debido al aumento de la población, el Ayuntamiento de Barcelona construía en zonas donde la naturaleza aún era la protagonista, pero gracias a los habitantes de Nou Barris se consiguieron frenar las construcciones de más viviendas y dejar parques y jardines que aún siguen ahí, como el Parc de la Guineueta.

DSC_8044
La República. Foto: Judit Gabaldón

Y es precisamente en muchas de estas zonas verdes donde se sigue reflejando la lucha obrera y el alma de izquierdas de este barrio. Un claro ejemplo es el monumento en honor a la República, que los propios habitantes reclamaron para Nou Barris.

Nou Barris es también una de las zonas más económicas para disfrutar de la gastronomía, sobre todo de la española. Pasear por Via Júlia se traduce en parar a tomarse alguna que otra cerveza y acompañarla con una buena ración de tapas. Por ejemplo, la famosa cervecería del Conde Drácula, que se ha convertido en todo un icono del distrito. Y no solo por su comida y sus precios, también por su estética retro ambientada en películas de terror.

También en el arte se refleja este alma de izquierdas, y cuando hablamos de arte en Nou Barris nos referimos al Ateneu Popular de 9 Barris. En este centro se representan diversidad de obras dedicadas, mayoritariamente, a la gente del barrio. Pasearse alrededor del edificio es recorrer graffiti reivindicativos contra la sociedad, críticos y bellos a la vez. Y para los amantes del circo, ¿sabíais que en el Ateneu Popular de 9 Barris se encuentra la Escuela de Circo Rogelio Rivel?

Ya hemos hablado de su historia. Ahora toca recorrerla. Aquí tenéis un mapa para guiaros por los principales sitios que forman la historia de Nou Barris.

 

 

Judit Gabaldón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s