Entre Rutas

Un día en Bosnia

El reciente pasado de Bosnia ha mantenido a muchos viajeros alejados de este destino durante bastante tiempo. Pocos son los que deciden visitar este país de contrastes que alberga numerosos rincones que atrapan por su historia y belleza. ¿Os apetece conocer algunos de ellos?

Kravice falls
Nuestra primera parada son las cascadas de Kravice, situadas en el rio Trebižat. Próximas a la ciudad de Mostar, son una maravilla de la naturaleza alejada del turismo de masas. Llegar a ellas es bastante difícil, ya qIMG_4825 (2)ue apenas están señalizadas y no cuentan con ningún tipo de transporte público. Si no se accede con un tour o en coche privado es (casi) imposible llegar hasta allí.
La entrada se encuentra en la parte superior de las cascadas, desde donde se tiene una preciosa panorámica. A medida que vamos avanzando, nos acercamos a la parte inferior, donde encontramos la laguna que forman las cascadas, una zona para acampar y un área de picnic frecuentada principalmente por locales. Son, sin duda, uno de esos lugares que merecen dedicarle unas horas para disfrutar de la naturaleza y tranquilidad que desprenden. Únicamente se oye el sonido de los pájaros, de algún bicho y del agua cayendo a más de veinticinco metros de altura.

Mostar
Una vez finalizada nuestra parada en Kravice ponemos rumbo hacia Mostar, uno de los lugares más afectados por la guerra y quizás una de las ciudades más importantes de Bosnia. La primera imagen que nos viene a la mente cuando pensamos en Mostar es el Stari Most, su puente. Construido por los otomanos en 1566, fue considerado el nexo de unión entre oriente y occidente durante muchos siglos. La mañana del 9 de noviembre de 1993 fue derribado por el ejército croata. El puente quedó destruido, al igual que la convivencia entre católicos y musulmanes. En el 2004, gracias a la ayuda de varios países y entidades financiera se reconstruyó y volvió a ser el símbolo de la ciudad. Está custodiado por dos torres abiertas al público. La primera alberga un museo y la segunda una muestra fotográfica sobre la Guerra de los Balcanes.

IMG_4841
El Bazar Kujundziluk es uno de los rincones con más encanto de la ciudad. Destaca por sus calles empedradas, paradas de dulces y tiendas de artesanía, ropa y souvenirs que invitan a pasear tranquilamente en busca de recuerdos típicos. Os recomendamos perderos por sus callejones sin rumbo alguno, sin duda encontrareis cosas que os sorprenderán.

Mostar fue una de las ciudades que más sufrió el impacto de la guerra de los Balcanes. Aunque en la parte del casco antiguo no es tan evidente,  en las afueras aún es posible ver edificios medio derruidos o algunos donde solo permanece la fachada.

IMG_4847

Počitelj
IMG_4848 Situado a escasos kilómetros de Mostar, nos encontramos con un pueblo medieval nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus calles adoquinadas nos trasladan a otra época, hasta sus habitantes parecen salidos del pasado. Podemos subir al castillo desde donde obtendremos las mejores vistas de la ciudad. Eso sí, la subida es bastante dura ya que las callecitas no están en buen estado y la pendiente es bastante elevada.

 

Aquí finaliza nuestro pequeño tour de un día por Bosnia. Puede que no sea uno de los países que más turismo albergan, pero sin duda encontramos verdaderas joyas en su interior. ¡Os animamos a que lo visitéis algún día!

 

Natàlia Sarrión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s