Entre Rutas

Ruta del Spondylus: tras el sol

Al planificar un viaje normalmente siempre pensamos en la ruta, aquel camino que nos guiará hacia el descubrimiento de lugares mágicos en el destino escogido. Para muchos es el punto de partida; mientras que otros prefieren crearla durante la aventura.

Clave o no, hoy les presentaré una ruta en particular que, aunque la planees terminará haciéndote perder entre multisensaciones y experiencias en las distintas opciones de recreación que ofrece, mismas que van desde belleza natural, al turismo cultural-arqueológico, artesanías, gastronomía, deportes y aventura, agroturismo, etc.

WhatsApp Image 2018-04-26 at 16.50.37

La Ruta del Spondylus recorre los paraísos marinos existentes entre el pacífico sur de Colombia y centro de Perú, siendo Ecuador el único país que más la promociona debido a su fácil acceso, riquezas naturales y desarrollo comercial.

Pero, ¿Por qué Spondylus? Este es el nombre de la concha sagrada y venerada como símbolo de riqueza de las culturas precolombinas que habitaron la América del Sur. Fue además un emblema de la fertilidad del suelo y de la prosperidad agrícola, icono de las ofrendas ceremoniales, llegando con el tiempo a usarse como medio general de intercambio continental (lo que hoy llamaríamos “moneda de curso legal”).

La Ruta del Sol como es conocida en Ecuador, abarca 748km de todo el litoral que lo integran las Provincias de Esmeraldas, Manabí, Santa Elena y Guayas. Esta ruta acoge 13 áreas protegidas entre reservas ecológicas y marinas, que demuestran la diversidad de paisajes y especies que existen en su interior. Iniciaremos este recorrido desde el norte, mencionando las playas con mayor potencial para perderse y reencontrarse en nuevas historias de vida.

ESMERALDAS:

En el extremo sur de esta provincia, lejos del bullicio y estrés citadino, se encuentra el poblado de Galera. Una de las mejores y poco conocidas playas del litoral. Un pueblo de pescadores con gran calidad humana y escenarios extraordinarios para acampar entre el mar y el bosque tropical que lo rodea.

Siguiendo la línea hacia el sur, llegarás hasta Mompiche, otro singular balneario lleno de exuberante vegetación, aguas cálidas, bellos atardeceres y deliciosa gastronomía típica de toda la provincia. Mariscos con zumo de coco, plátano verde y maduro, café, cacao y otros productos de la zona, son parte de la carta de presentación en las costas de Esmeraldas.

A 10 minutos de Mompiche, se encuentra la Isla de Portete, separada del continente por una estrecha franja de agua. Cubierta de un bosque de palmeras interminable. Esta extensa isla te invita a perderte en la tranquilidad y la soledad completa.

MANABÍ:

La segunda provincia costera del Ecuador alberga la mayor cantidad de playas del país. Las menos explotadas se encuentran dentro del Parque Nacional Machalilla, lugar que además de ser un área protegida, también es considerado como reserva ecológica y arqueológica de gran importancia. Su encanto está en la combinación de desiertos. Las áreas bajas del parque son secas y semidesérticas, presentan hermosos paisajes de playas, bahías y acantilados, y cuenta con una infinita gama de especies marinas y terrestres. Gracias a esto y su fácil acceso, llegó a ser conocido como “Las Galápagos de los pobres.

Otras playas para visitar y disfrutar del apacigüe océano Pacífico mientras seguimos al sol, son: Canoa, Puerto Cayo y Ayampe. Lugares de recreación y esparcimiento familiar, con extensos kilómetros de costa que nos regalan diariamente esplendidos atardeceres.

SANTA ELENA:

Una de las más recientes provincias del Ecuador, cuna de los primeros asentamientos precolombinos en el país. Su extensión costera alberga una larga cantidad de pueblos con playas para escoger, siendo las más conocidas: Montañita, por su cultura de fiesta sin control y de grandes olas para el surf; Playa Rosada, por ser una de las más protegidas por parte de sus habitantes; Ayangue, por sus mansas olas y e infinita paz alejada de todo, y Salinas, al ser el balneario turístico y comercial más importante del Ecuador.

GUAYAS:

Provincia que recientemente perdió gran territorio al crearse la anterior mencionada, pero que conservó parte de su costa. A este punto de la ruta, la vegetación es totalmente árida y seca. Una de las playas más bellas de esta región es Puerto Engabao, un pueblo que se destaca por la pesca artesanal, deportiva y el surf. El celeste y blanco de los cientos de botes pesqueros que bordean la orilla, te dan la bienvenida y te invitan a conocerla.

Sin duda alguna, percibir el cambio de vegetación y de culturas mientras avanzas por esta ruta, es parte del escenario mágico que nos regala el Ecuador. Una de las mejores formas de conocer la costa del Pacífico descubriendo rincones y paraísos en medio de la diversidad que guardan las costas de la mitad del mundo.

Juan Carlos Espantoso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s