Entre Nosotros

Cómo presentar nuestros textos

En nuestra primera clase de escritura creativa, Fernando Clemot dijo una frase con la que creo que todos, o casi todos, podemos estar de acuerdo. Para él «nuestros textos son nuestra carta de presentación» al mundo, por eso es importante saber cómo debemos presentarlos. Al escribir no lo hacemos solo para nosotros, sino también para nuestro público. Por eso es de vital importancia hacer un uso correcto sobre los blancos de cortesía, la tipografía o los párrafos. Nuestros textos deben leerse como un bloque, sin elementos que destaquen o entorpezcan la lectura. En lo primero que debe fijarse un editor al leer nuestro texto es en cómo está presentado, no en el contenido.

Algunos de los puntos a tener en cuenta son los siguientes:
• Debemos escribir el título en la primera línea, pegado al margen derecho o izquierdo. La tipografía que usaremos será de dos puntos más que en el resto del texto. Nunca utilizaremos para el título una tipografía de inferior tamaño que en el bloque de texto.
• Hay que dejar un blanco de cortesía después del título. Normalmente se suele empezar a escribir entre la línea diez y la trece.
• La letra que utilizaremos será la misma desde el principio hasta el final. El tamaño aconsejado oscila entre los doce y los catorce puntos, dependiendo del interlineado que usemos. Usaremos tipografías de carácter convencional como Arial, Cambria o Garamond, para que no den problemas al abrirse con distintos programas.
• El interlineado será de 1 o 1’5.
• El texto deberá estar justificado siempre.
• El primer párrafo es el más importante. Los lectores decidirán si les gusta para continuar leyéndolo o si no les ha seducido. Debe ser breve, no más de seis líneas, y enganchar a la gente.
• No dejaremos espacio entre párrafos. La separación entre ellos la observaremos fácilmente ya que la última línea del párrafo no suele llegar hasta el final.
• No utilizaremos negritas, y las cursivas las limitaremos al uso de extranjerismos o a títulos de libros.
• Cuando citemos utilizaremos las comillas latinas (« »).
• En el caso de textos literarios escribiremos los numerales en número y no en letra.
• La primera línea de los diálogos deberá tener sangría al inicio. Se marcará con una raya (—) y no con un guion (-).
• Debemos limitar el uso de los puntos suspensivos, a no ser que queramos usar una enumeración.
• Es importante dosificar la información y no abrumar al lector con párrafos que tengan demasiados temas.

 

Natàlia Sarrión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s